Descripción:
  

El “Rey de Patones” fue el primer restaurante de Patones de Arriba.
Descubridores de este pequeño y singular pueblo abandonado de la Sierra de Madrid, Manolo y Mari, después de vivir por todo el mundo, dedicados a la danza, deciden retirarse a Patones de Arriba.
Desde 1969 Manolo y Mari llevan transmitiendo su cariño y vivencias a quienes se acercan al “Rey de Patones”, a través de las elocuentes historias de Manolo y de la cocina de Mari, cuya peculiaridad se debe a la larga herencia familiar y a las influencias gastronómicas adquiridas en los diferentes rincones del mundo, donde ha estado a lo largo de su vida.
Esta combinación ha dado vida a un restaurante único y peculiar de cocina sencilla, rica y llena de connotaciones. Donde se recuperan los platos típicos de la zona, como el cabrito lechal, las migas y las fabes, que se mezclan a platos nuevos realizados cada fin de semana, aprovechando los productos de temporada y la imaginación y el saber hacer de Mari.
Por el “Rey de Patones” han pasado los hijos de Mari y Manolo, Paco Y Manolo, y ahora Emili, hija de Mari y Manolo, heredera de esta noble tradición gastronómica, está dispuesta a perpetuar el “Rey de Patones” con su buen servicio, sus aportaciones en la repostería casera y su carta de vinos, elegidos con extrema atención para que conjunten perfectamente con las exquisiteces que prepara Mari.
Así es el “Rey de Patones”, un sitio singular de ambiente hogareño que conforta el estómago con una explosión de sabores, mima las relaciones humanas y exalta todos los sentidos.
El entorno agradable para la vista, las miles historias de Manolo para el oído, los materiales nobles y tradicionales para el tacto y la buena cocina para el gusto.