Solicitamos su permiso para la utilización de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información
Los senderistas disponen de una red de itinerarios para descubrir los rincones más atractivos de los que cabe destacar la Senda del Genaro. Pero cada municipio de la Mancomunidad dispone de una red de sendas para disfrutar del entorno. También hemos incluido 2 rutas por carretera para todas aquellas personas que prefieran conocer de otro modo, la belleza y los servicios de nuestros pueblos y paisajes.
 
       
           
       
 


 

Sendas desde El Atazar

Senda del Riato

   
Punto de inicio: Entrada del pueblo
Punto de llegada: El Atazar
Longitud: 10 km (ida y vuelta)
Duración: 4 horas
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota mínima: 880 m ((Puente sobre el río Riato)
Cota máxima: 995 m (El Atazar)
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, a caballo, en bicicleta. 
Deberemos coger la pista que va a Robledillo de la Jara, cuyo inicio está a la entrada del pueblo. El camino transcurre por una zona de monte bajo, en la que predominan la jara, el tomillo, el romero etc..
Aproximadamente a 3,5 Km. hay un mirador natural donde se pueden observar las maravillosas vistas de las hoces que forma el río Lozoya. Al fondo a la derecha se observa el cerro Cabeza Antón.
A la izquierda del camino, cuando el nivel del agua de la presa está un poco bajo, se pueden ver las ruinas del antiguo molino harinero donde se molía el grano.
El regreso se realiza por el mismo camino.
 

Senda del Arroyo de la Pasá

  
Punto de inicio: Iglesia de Sta. Catalina
Punto de llegada: El Atazar
Longitud: 3,95 km.
Duración: 2 horas
Tipo de recorrido: Circular
Dificultad: Media (por la pendiente final)
Cota mínima: 828 mt. (Unión Arroyo con GR-88)
Cota máxima: 995 mt. (El Atazar)
Modalidad: A píe
Época: Todo el año
Iniciamos el recorrido descendiendo por la pista hacia Puebla de la Sierra. Al llegar a un pequeño puente tomamos un camino a la derecha, que trascurre siguiendo el recorrido del arroyo en dirección sur, el cual cruza numerosas veces.
Continuando por el camino llegaremos a una bonita fresneda; allí podremos observar en un muro de piedra que delimita una parcela, las marcas del GR-88.
Seguiremos el camino que sube en dirección norte hacia El Atazar, y, más adelante, hay un tramo en zig-zag que llega hasta la depuradora del pueblo, desde donde podremos observar el casco urbano.
 

Senda de la Dehesa

  
Ecosistema de El Encinar
Punto de inicio: Las Eras
Punto de llegada: El Atazar
Longitud: 6,48 km
Duración: 2 horas y 15 minutos
Tipo de recorrido: Circular
Dificultad: Media
Cota mínima: 905 mt.
Cota máxima: 1.118 mt. (Collado del Torrejón)
Época: Todo el año
Modalidad: A pie. La pista forestal es perfecta para bicicleta y caballo.
Observaciones: Señalización de GR 88 la mitad del trayecto 
Desde la Eras del pueblo (situadas en la parte alta) seguimos las marcas del GR-88 en dirección noreste. Cruzaremos el arroyo de la Pasá (o Pasada).
Seguiremos el camino hasta llegar al Collado del Porrejón, donde nos toparemos con la pista forestal que va hacia Puebla de la Sierra, descenderemos por la pista en dirección suroeste hasta El Atazar. En este descenso cruzaremos un zarzo, y encontraremos tinados y colmenas (realizadas en troncos huecos).
Tras cruzar el puente del arroyo de la Pasá, subiremos por la pista hasta el pueblo.
Quizás lo que más destaca de El Atazar, es su maravilloso entorno natural, recomendamos el subir caminando hasta la Dehesa, que forma parte de la Reserva Nacional de caza de Sonsaz.
 

Senda Pisanchón y Quemaó Viejo

  
Punto de inicio: Iglesia de Sta. Catalina
Punto de llegada: El Atazar
Longitud: Pisanchón 7,6 km (ida y vuelta), Quemao Viejo 8,8 km (ida y vuelta)
Duración: 2 horas y media
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota mínima de desnivel: 873 metros
Cota máxima de desnivel: 1024 metros
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, caballo, en bici.
Son dos puntos estratégicos para ver las aguas embalsadas del río Lozoya.El camino comienza a la entrada del pueblo, tomando la pista forestal de Robledillo de la Jara.
Actualmente esta senda se encuentra señalizada como ruta ecológica con balizas y paneles informativos, hasta la bifurcación hacia Pisanchón.
Puntos de interés: fuente árabe, tinaos y antiguas chozas de pastoreo, presa y embalse del Atazar.





inicio



Sendas desde El Berrueco

El Puente Romano

  
Punto de inicio: La plaza de la Picota
Punto de llegada: El Berrueco
Longitud: 5 Km. (ida y vuelta)
Duración: 1 hora 30 minutos
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad Baja
Cota mínima: 904 m..
Cota máxima: 958 m. (Peña de Horca)
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, a caballo, en bici (alguna parte exige cierta técnica)
Comenzamos en la picota, continuando hasta el final de la Calle de la Peña. Subimos por la Calle de las Esperillas y llegados a la carretera; la atravesaremos, para continuar por la travesía de Cervera y allí torcer a la izquierda por el camino del cementerio.
Tomaremos ahora el camino de tierra que hay entre el cementerio y el vivero de empresas, para iniciar la ascensión hasta el depósito de agua, justo al lado de Peña la Horca, el punto más alto de la senda desde el que podremos disfrutar de excelentes vistas. En este punto comienza el descenso.
Tomando siempre, en las bifurcaciones que encontremos, el ramal de la izquierda.
A lo largo de la mayor parte del camino podremos observar jaras, cantuesos y enebros. El descenso nos conduce a una gran pradera conocida como “Prado Nuevo”, donde se trillaban las cosechas, y que atravesaremos en dirección a la carreterade Sieteiglesisas, M-131. Paralelamente a ésta discurre la senda que nos ha de llevar hasta el puente romano. A lo largo de este tramo podremos ver a la derecha la torre de Mirabel.
Finalmente se alcanza el Arroyo Jóbalo sobre el que los romanos tendieron este puente. Es el momento de tomarnos un descanso antes de regresar, disfrutar del frescor del curso del agua y del bosque de galería.
El regreso lo haremos por el mismo camino.

Senda de la Atalaya

  
Punto de inicio: Plaza de la Picota
Punto de llegada: El Berrueco
Longitud: 7 Km. (ida y vuelta)
Duración: 3 horas
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Media
Cota mínima: 862 m.
Cota máxima:1025 (La Atalaya)
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, a caballo, en bicicleta. En coche se puede acceder por la carretera de la presa de El Atazar a un kilómetro aproximadamente de El Berrueco.
Comienza el camino en la picota, tomamos la Calle Real, dirección Torrelaguna, para seguir por la calle Prados. Inmediatamente después, alcanzamos la calle Egido que nos llevará al arroyo. Cruzamos por un puente de losas, y tomaremos el camino de la casilla.
Desde el principio hallamos las marcas que identifican el recorrido, cuyo anagrama es una torre pintada en verde.
En la primera bifurcación que encontramos hemos de optar por el camino de la derecha. Sin dejarlo en ningún momento llegaremos a un paso canadiense; siempre flanqueando nuestros lados, muros de piedra.
En este primer tramo encontraremos encinas, robles y, junto al curso de agua que veremos a nuestra izquierda, seco en verano, chopos, sauces y otros árboles de ribera.
Paso a paso nos acercamos a un puente con una almenara situado en uno de los extremos del embalse.
Hemos de cruzarlo y, continuando por la senda que comienza a retorcerse en curvas cerradas, llegaremos a un camino que sale a la derecha con una fuerte pendiente. Una vez coronada esta dura subida, la pendiente se suaviza.
Ya vemos la atalaya y en esa dirección seguiremos. Las arboledas han ido dejando paso al matorral y vamos caminando entre jaras, enebros y plantas aromáticas. Los prados donde el ganado pasta nos rodean y finalmente llegamos a un refugio que se encuentra junto a un pilón. Nos dirigiremos hacia la carretera que va al Atazar y la cruzaremos cerrando tras nosotros el zarzo para evitar que salga el ganado. Cruzado éste y el siguiente al otro lado de la carretera, la cruzaremos.
Subimos al fin un último repecho que nos conduce a la base de la atalaya árabe. Desde este punto obtendremos espectaculares vistas de todo el valle y de las montañas que nos rodean. Si nos fijamos podremos descubrir otras atalayas distribuidas estratégicamente que permitían el control y la vigilancia de toda la zona.
El regreso se realizará por el mismo camino.

Senda de La Dehesa

  
Punto de inicio: Plaza de la Picota
Punto de llegada: El Berrueco
Distancia: 4,73 Km.
Longitud: 1 h. Y 30 m.
Tipo de recorrido: Circular
Dificultad: Baja
Cota mínima: 926 m.
Cota máxima: 990 m. (paraje rocoso de La Atalaya)
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, a caballo, en bicicleta
La Picota se convierte, una vez más, en nuestro punto de partida. Tomando la calle Real, dirección Torrelaguna, llegamos a las afueras del pueblo donde un camino de arena sale a la derecha. A los pocos metros veremos la hoja de roble, anagrama de la senda, pintada en una roca. También aquí descubrimos piezas de cantería como la Fuente del Gato, sita junto a la manga ganadera.
El camino es sencillo y se encuentra bien señalizado por lo que no encontraremos dificultades para seguirlo. Ante toda bifurcación que se nos presente optaremos por el camino de la derecha, acompañando al muro de piedra que bordea la dehesa.
Encinas, robles, fresnos y enebros constituyen, en su mayor parte, el paisaje forestal. Pero también podremos encontrar otras especies como el arce de Montpelier, la retama y numerosas hierbas aromáticas, además de la omnipresente jara.
Continuamos en suave ascensión hasta alcanzar el paraje rocoso de la Atalaya, momento éste de alzar la mirada y contemplar las espléndidas vistas de la zona. Las montañas y el embalse se convierten ahora en el mejor objetivo de nuestras cámaras.
A partir de este punto empezamos a descender siguiendo el muro hasta llegar a la carretera de la Cabrera, desde aquí se debe coger el camino que va por dentro de la Dehesa limitado por una talanquera que acaba en el campo de fútbol a la entrada del municipio y que nos devolverá a la plaza de la Picota.

Senda de la Almenara

  
Punto de inicio: Plaza de la Picota
Punto de llegada: El Berrueco
Distancia aproximada: 7,18 Km. (ida y vuelta)
Tiempo aproximado: 1 hora y 15 minutos
Tipo de recorrido: Circular
Dificultad: Baja
Cota mínima: 860 m. Canal
Cota máxima: 935 m.
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, a caballo, en bicicleta
Desde la Plaza de la Picota, transitamos por distintas calles (Los Prados, El Egido) hasta cruzar el Arroyo de los Huertos, por el puente de losa, para tomar un camino de arena (Camino de la Casilla).
Seguimos el curso del arroyo, siguiendo las marcas y mojones hasta llegar a una explanada donde hay dos opciones: 1, seguir el camino de arena hasta llegar a la Almenara, bordear hasta salir al camino del canal; 2, ir a la izquierda, se llega al cancho de piedra que baja el arroyo, cruzar las piedras y salir al camino de arena.
Dejar el camino a la derecha, pasar por detrás de la depuradora, cruzar el puente.
Seguir el camino del Canal de El Villar hasta llegar al mirador del embalse, quedando este a la derecha. En el mirador, cruzar el aparcamiento y subir por la carretera, a la izquierda tomar una calleja (camino bordeado por muretes de piedra), subir en dirección al pueblo. La calleja termina en la carretera de Cervera desde donde volvemos a la Plaza de El Berrueco.
 


Sendas desde Cervera de Buitrago

Senda de los Prados

     
Punto de inicio:
Museo de los Sentidos ( C/ Iglesia, 1)
Punto de llegada: Cervera de Buitrago
Longitud: 6,48 km (ida y vuelta)
Duración: 2 horas
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota mínima: 861 m.
Cota máxima: 941 m.
Época: Todo el año
Modalidad: A pie
Esta senda nos llevará hasta uno de los brazos del Embalse del Atazar, a través de un camino rodeado de fresnos y quejigos, estos prados son conocidos como “de Jimena”.
En la senda se cruza un antiguo dique de contención de sedimentos, tras cruzar el dique el camino sigue por la ladera hasta llegar a orillas del embalse donde se pueden contemplar unas fabulosas vistas.

Senda de la Dehesa

    
Punto de inicio:
Museo de los Sentidos ( C/ Iglesia, 1)
Punto de llegada: Cervera de Buitrago
Longitud: 3,73 km (ida y vuelta)
Duración: 1 hora
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota mínima: 857 m.
Cota máxima: 923 m.
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, bicicleta
En esta senda iremos bordeando el Embalse del Atazar en diirección a la Presa del Villar. Cuenta con magníficas vistas panorámicas y es de especial interés su paso por la orilla del embalse y el tranquilo paisaje de la dehesa boyal salpicada de fresnos, robles y enebros, dónde pace el ganado.El recorrido resulta muy interesante por la diversidad de flora y fauna que podremos observar.
 

Senda de los Tinaos El Pizarro

 
  
Punto de inicio:
Museo de los Sentidos ( C/ Iglesia, 1)
Punto de llegada: Cervera de Buitrago
Longitud: 3,12 km (ida y vuelta)
Duración: 1 hora
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota mínima: 906 m.
Cota máxima: 939 m.
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, bicicleta
Una vez hayamos cruzado el pueblo de Cervera de Buitrago y hayamos dejado atrás el cementerio, que dejaremos a nuestra izquierda, seguiremos un ancho camino de tierra que nos llevará, sin pérdida, hasta los Tinaos, pequeñas construcciones en piedra seca y cubierta de paja que sirven a los pastores para protegerse de las inclemencias del tiempo y de almacén. Desde aquí, se divisan unas espectaculares vistas del Embalse del Atazar y durante el recorrido resulta interesante la vaiedad de platas aromáticas que nos rodean.


Senda del Camino del Molino


  
Punto de inicio:
Museo de los Sentidos ( C/ Iglesia, 1)
Punto de llegada: Cervera de Buitrago
Longitud: 4,66 km (ida y vuelta)
Duración: 1 hora
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota mínima: 857 m.
Cota máxima: 917 m.
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, bicicleta
Una vez hayamos cruzado el pueblo de Cervera llegaremos a la Plaza de los Artesanos (o Pza de la Encina), desde dónde descenderemos hacia el Área Náutica.  Una vez hayamos pasado el acceso a las instalaciones, tomasremos el primer camino ancho de tierra que sale a nuestra izquierda y que está cerrado al paso de vehículos por un zarzo. Continuando por este camino llegaremos a la orilla del Embalse del Atazar, desde la que podremos contemplar además de las preciosas vistas de este gran embalse, los berrocales típicos de esta región, formaciones esferoidales de granito que se han creado a través de procesos de alteración física y química de la roca plutónica.
El regreso lo haremos por el mismo camino.    
 


Sendas desde Patones

Senda de las Calerizas

  
Punto de inicio: Frontón de Patones de Abajo
Punto de llegada:
Ayto. de Patones de Abajo
Longitud
: 13,93 km.
Duración: 4 horas
Tipo de recorrido: Circular
Dificultad: Media (debido a su longitud)
Cota minima: 726 m.
Cota máxima: 900 m.
Época: Todo el año
Modalidad: A pie
Cartografía: Valdepeñas de la Sierra 485-III (39-38)
Se inicia en el frontón de Patones de Abajo tomando la senda ecológica que sube hacia Patones de Arriba, llegando hasta la antigua Iglesia de S. José, hoy C.I.T.E.C.O.
Desde allí subimos hacia “las eras” y continuando por la senda hasta las colmenas, dejándolas a la derecha y cruzando el Arroyo de las Cuevas, donde empezamos a subir hasta coger la pista (GR 10). Pasando por debajo de los primeros tubos del canal, encontramos a la derecha un mirador (el barranco de las cuevas), desde el que podemos divisar las terrazas fluviales del otro lado del río, ya provincia de Guadalajara. A la izquierda podemos distinguir cuevas naturales en las paredes de la roca y continuando más adelante podemos divisar la formación geológica denominada Las Cárcavas, así como la confluencia de los ríos Lozoya y Jarama.
Seguimos el camino hasta el Barranco del Hocino donde nos encontramos una “almenara” y bajando por el camino hasta la central de Valdentales atravesamos el puente sobre el arroyo del mismo nombre. Una vez ahí atravesamos la carretera, seguimos por la pista pasando al lado de los restos del Castro Celtibérico.
Bajando hacia Pontón de la Oliva nos encontramos los restos de la ermita de La Virgen de la Oliva. Cruzamos la carretera y vamos paralelos por el antiguo Canal de Cabarrús hasta llegar a Patones.
En el trascurso de la senda la vegetación permite observar aves como la perdiz, mirlo, cuervo y buitres planeando en busca de alimento, en primavera las cigueñas y golondrinas hacen acto de presencia.
Caminando cerca de la ribera del río podemos acercarnos a la orilla y escuchar el cantar de la rana, el ir y venir de las culebrillas de agua y los peces como la trucha común y barbos e insectos relacionados con el agua como la libélula, el caballito del diablo.
En el recorrido de esta senda predomina la vegetación de monte bajo. Encontraremos especies como: jara, tomillo, romero, aulagas, cantueso, torvisco, retama y algún enebro. En la zona de calizas y areniscas predominan la ruda, cantueso, gordolobo, marrubio, té de roca y ombligo de Venus.
 Al termino de la senda, volviendo por el canal observamos al sur-este un bosque de ribera compuesto por chopos en su mayoría, alisos, sauces y fresnos.
 

Senda al Cancho de la Cabeza

  
Punto de inicio: Patones de Abajo
Punto de llegada:
Patones de Abajo
Longitud
: 12 km.
Duración: 4 h.
Tipo de recorrido: Circular
Dificultad: Media
Cota min.: 710 m.
Cota máx.: 1.263 m.
Época: Todo el año (Precaución en verano por la ausencia de sobra)
Modalidad: A pie
Cartografía: Valdepeñas de la Sierra 485-III (39-38)
Salimos desde el Frontón de Patones de Abajo en dirección a Patones de Arriba por la senda ecológica. Una vez llegados a C.I.T.E.C.O. (Antigua Iglesia de S. José), nos dirigimos hacia el lavadero, y desde allí iniciamos el camino por el transcurso del Arroyo de Patones, hasta su nacimiento. Dicha senda, está señalizada con marcas de PR (pequeño recorrido) en blanco y amarillo.
Seguimos el curso del arroyo por la senda, atravesando los cerros de pizarra donde encontraremos vegetación típica de monte bajo, como la jara, retama, cantueso y enebros. Proseguimos rectos siguiendo el arroyo, dejando a la derecha un camino cortado. Continuamos por la senda hasta llegar al pinar, encontrándonos a nuestro paso con Peña Escrita. Proseguimos por el camino de la derecha, dirección noreste, subiendo paralelos al cortafuegos, y continuando por el PR.
A nuestro paso empezamos a divisar las excelentes vistas que nos ofrece el agua embalsada del Lozoya, hasta llegar al punto más alto de nuestro trayecto, el Cancho de la Cabeza, al cual accedemos por el cortafuegos a través de una senda entre pizarras. Dicha cima posee un punto geodésico (1263 m), desde el que podemos observar toda la zona.
Desde allí, continuamos por el PR dirección norte, cogiendo el sendero de la derecha hasta llegar a una bajada donde iniciamos nuestro camino de retorno. Continuamos la senda del PR entre jaras, atravesando el cortafuegos hasta llegar a Patones de Arriba, donde divisamos inicialmente el cementerio y, posteriormente, los primeros tinados y eras de pizarra.
Atravesamos el pueblo y volvemos a bajar por la senda ecológica hasta llegar al punto de partida, Patones de Abajo.
En esta senda predomina la abundancia de jara sobre el resto de ecosistemas. También podemos observar el contraste entre el bosque de ribera (chopos, higueras y sargas) y el monte bajo (retama, cantueso y enebro). Finalizada la zona de jaras, encontramos otro tipo de vegetación: acederas, brezos y fresnos. En la zona de umbría, nos encontramos diversas formaciones de líquenes sobre la pizarra. Al final del arroyo, acercándonos a Peña Escrita, empezamos a divisar los primeros pinos negral, y ya de vuelta, otra vez nos acompaña la jara hasta el final de nuestro recorrido.

Senda de la Presa de La Parra

  
Punto de inicio: Pontón de la Oliva
Punto de llegada:
Pontón de la Oliva
Longitud
: 14 km.
Duración: 4 h.
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota min.: 705 m.
Cota máx.: 750 m.
Época: Todo el año
Cartografía: Valdepeñas de la Sierra 485-III (39-38)
Esta senda se inicia en el aparcamiento del Pontón de la Oliva. Cruzamos la carretera y nos encontramos a la izquierda la ermita de la Virgen de la Oliva. Al llegar a la presa vamos por la pasarela de la izquierda donde podemos ver las marcas del GR-10 y el GR-88. Bordeamos el Pontón por la pasarela construida en la pared del barranco y continuamos por el GR paralelo a la izquierda del curso del río Lozoya. Siguiendo el curso encontramos un estupendo fresnedal que nos acompañará casi todo el recorrido. También nos encontramos con varias oquedades en la pizarra que se utilizaban como minas de ataque.
Al llegar a un cercado lo rodearemos hasta salir a la pista de servicio del CYII, la cual continuaremos hacia la derecha, siempre caminando paralelos al río Lozoya. Siguiendo el camino nos encontramos primero con el azud de Navarejos y a unos 2 km. llegaremos a nuestro destino, la presa de la Parra.
La vuelta la haremos siguiendo el mismo camino por el que hemos ido.
A lo largo del recorrido encontraremos numerosos reptiles y anfibios como ranas, tritones, culebrilla de agua y salamandras. También podremos ver aves como la lavandera blanca, el martín pescador, el petirrojo o la polla de agua.
 

 

Sendas desde Puentes Viejas

El Picazuelo - Cinco Villas

   
Punto de Inicio: Iglesia de Sta. Ana
Punto de Llegada: Cinco Villas
Longitud: 4,52 Km.  (Ida y vuelta)
Duración: 1 hora 30 min.
Tipo de recorrido: Lineal
Dificultad: Baja
Cota mínima: 1080 m.
Cota máxima: 1250 m. (El Picazuelo)
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, a caballo, en bicicleta.
Partimos de la Iglesia de Santa Ana y continuaremos nuestro itinerario por el Camino Viejo del cementerio, hasta enlazar con la colada del Cerro de Cinco Villas. Junto al cementerio y la manga ganadera, yendo por el camino de tierra, nos encontraremos a la derecha del mismo una barrera que restringe el paso de coches y un zarzo metálico. Durante todo el trayecto recorrido hemos podido observar una gran variedad de plantas aromáticas; como cantueso, tomillo… Ya dentro del pinar es más difícil observar algún tipo de planta, a causa de la espesura de las agujas del Pino, y las piñas. Aún así es posible encontrar: retamas negras, con sus características flores, jaras y enebros Rastreros.
Seguimos nuestro rumbo todo recto, ignorando las bifurcaciones que circunvalan el cerro en su totalidad. Ascendemos un pequeño repecho, el tramo final de nuestra subida, y nos encontraremos ante una torreta de vigilancia, junto a la que se sitúa el punto geodésico y el repetidor de televisión. Hemos llegado al Picazuelo, el pico más alto del término de Mangirón, desde donde podremos contemplar unas impresionantes vistas de prácticamente toda la sierra.
Si prestamos atención y vamos con cautela, podremos observar alguno de los pájaros característicos de la zona, tales como mirlos, buitres, cuervos, urracas o águilas culebreras. Es difícil encontrarse con jabalíes, zorros, gamos o corzos durante la senda, pero si podremos reconocer sus huellas en las pistas. Retrocediendo por el mismo camino volveremos de nuevo al pueblo de Cinco Villas.

Senda del Embalse de El Villar - Mangirón

   
Punto de Inicio: Plaza de la Constitución
Punto de Llegada
: Mangirón
Longitud: 5,38 Km
Duración: 2 horas
Alternativa:. 30 minutos
Dificultad
: Baja ( con alguna pendiente fuerte)
Tipo de recorrido: Circular, con extensiones lineales
Cota mínima: 896 m. (Embalse de Puentes Viejas)
Cota máxima: 1.013 m. (Mangirón)
Modalidad: A pie, a caballo, en bicicleta.
Época: Todo el año. Recomendado Primavera y Otoño para contemplar las distintas tonalidades
La senda comienza en la Plaza de la Constitución. Desde allí bajaremos por la calle Calvo Sotelo hasta llegar al Antiguo Lavadero. Seguiremos hacia la derecha siguiendo la calle Norte que, poco después, pasa a llamarse calle Fragua. Llegaremos a una bifurcación en la que debemos seguir la calle de la izquierda hasta encontrarnos con la via pecuaria que sale a la derecha y que debemos seguir. Poco después dejaremos a mano derecha la emblemática Peña el Tormo y más adelante nocs encontraremos un desvío a la derecha que nos llevará a la dehesa. Encontramos pronto una bifurcación en la que si cogemos el camino de la izquierda llegamos a las canteras. Nuestra ruta sigue por el camino de la derecha, siguiendo el camino de la Cañada Real de Puentes Viejas.
Caminamos entre retamas, jaras y encinas, podemos contemplar una impresionante panorámica de los pueblos de Paredes de Buitrago y Berzosa del Lozoya.
Continuando el camino, sin desviarnos, subimos una pequeña cuesta rodeados de majuelos, endrinos, escaramujos y bastantes fresnos.
Llegamos a una explanada y nos encaminamos, por la pista de servicio del Canal de YII, al bajar a una pequeña vaguada, desde la que se puede divisar, entre las encinas, el embalse del Villar. Justo bajo las líneas de alta tensión encontramos una nueva bifurcación. En este punto abandonamos la ruta y continuamos por el camino quew sale a nuestra derecha para alcanzar una de las puntas del embalse, llamada Pozo del Valle; la tranquilidad del paraje junto a las vistas que ofrece este pequeño mar encajado entre montes, convierten el lugar en una oportunidad para el descanso, antes de comenzar el regreso.
El regreso lo realizaremos por una pequeña senda que sale a nuestra derecha, con una pendiente muy pronunciada. Coronada la subida, tomaremos el camino de la derecha y en esta dirección continuaremos hasta llegar al campo de fútbol abandonado. Pasado este tomaremos a mano izquierda por la pista de servicio del Canal YII hasta llegar a Mangirón.

Camino de los Descansaderos - Paredes de Buitrago

   
Punto de Inicio: Plaza de la Iglesia
Punto Final: Paredes de Buitrago
Longitud: 6,8 km
Duración: 1 hora y 30 minutos
Dificultad: Baja (con algunos repechos y subidas prolongadas)
Tipo de recorrido
: Circular
Cota mínima: 988 m. (Paredes de Buitrago)
Cota máxima: 1.100 m (Las Llanadas)
Modalidad: A pie, a caballo o en bicicleta
Época: Todo el año. En época de lluvias hay zonas que pueden encharcarse.
La senda comienza en la Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción. Desde allí, cruzando la carretera que atraviesa el pueblo, se toma la calle Rincón de la Iglesia, donde enlazaremos con la calle de la Fuente. Al final de la calle nos encontramos con la Pista Polivalente, que dejaremos atrás. El camino se bifurca, iremos por el ramal de la derecha, llamado “Carrera de Abajo”. Un poco más adelante, apreciaremos las vistas panorámicas de Peña El Águila, Peña Parda y Peña La Cabra (1834 m) de gran belleza; también podemos observar la Reserva Nacional de Caza de Sonsaz y las dehesas del ganado.
Continuando por el camino de tierra atravesamos una línea de alta tensión, es una buena zona para apreciar los usos del territorio (ganadería y carboneo). En cuanto a la vegetación nos encontramos predominio del pastizal con alguna chaparra (encinas pequeñas).
A lo largo del camino pasaremos al lado de un abrevadero (situado muy próximo al Arroyo Malillo) que queda a mano derecha. A continuación, a mano izquierda, comienza una larga pared de piedra de una finca que contiene un robledal, fresnos y arces. A nuestra derecha veremos alternarse las praderas con tomillares, con escaramujos, etc., junto roble melojo y poco más adelante con un encinar.
Siguiendo la ascensión, el camino se vuelve a dividir y nos dirigimos a la izquierda trazando una curva, hasta llegar al Descansadero de la Cabezada; una buena zona para apreciar unas bonitas panorámicas de toda la sierra y dónde nos encontraremos con una manga ganadera..
El punto más destacado de la senda son los búnkeres o casamatas de la Guerra Civil que son bienes de interés histórico-cultural, formados por una bóveda muy resistente con abrigo blindado para instalar piezas de artillería... forman una línea defensiva de unos 800 m de distancia, en tres secciones separadas por la carretera que va a Prádena.
Regresamos al pueblo cruzando al lado derecho de la carretera, pasada la primera curva, y seguiremos por una pequeña senda que rodea el segundo bunker que nos encontramos en esta senda. De nuevo cruzamos la carretera y, avanzaremos hasta llegar al Descansadero del Salegar, donde volvemos a pasar por la línea de alta tensión, seguimos recto y entre melojos arribaremos a la Carrera de Arriba para llegar a las huertas del pueblo. Divisada la pista polideportiva entramos ya en el pueblo, volvemos por la calle de la Fuente hasta llegar a la Iglesia donde concluye el recorrido.

El Pinar de Casasola - Serrada de la Fuente

   
Punto de Inicio: Plaza de la Constitución
Punto de Llegada: Serrada de La Fuente
Longitud: 3,13 Km
Duración: 1 hora y 30 minutos
Dificultad: Baja
Tipo de recorrido
: Circular
Cota mínima: 972 m.
Cota máxima: 1027 m. (Serrada de la Fuente)
Modalidad: A pie, a caballo o en bicicleta
Época: Todo el año. En época de lluvias existen partes del camino que pueden encharcarse.
Comenzamos en la plaza del pueblo al lado de la fuente, bajaremos por la calle Real hasta la antigua fragua donde tomaremos la calle Castillo para llegar al potro. Desde allí se continuará por esta calle hasta llegar al cruce con la calle de la Solana que sale a nuestra derecha y que seguiremos hasta llegar al puente que cruza el Arroyo de la Pila. En este momento abandonamos el casco urbano. En la bifurcación tomaremos el camino de la derecha. Una vez pasado el zarzo, podremos observar al lado del abrevadero los distintos aprovechamientos que tenían lugar en esta zona, es el caso del desmoche del Fresno y del Sauce. Nos encontraremos con una nueva bifurcaciónen la que seguiremos el camino de la izquierda que nos lleva hasta una ganadería a mano derecha. Este tramo del recorrido transcurre por la loma de los sapos, llamada así porque es un antiguo cultivo de centeno abandonado, que está salpicado por diversas especies aromáticas y espinosas. Desde la loma tendremos buenas panorámicas de las cumbres del municipio y de la provincia. Unos metros más adelante nos encontraremos con una robusta encina donde es posible cobijarse.
Nada más atravesar la línea de alta tensión observamos los esquistos y gneis que conforman el suelo, siendo también el punto donde aparece el jaral que nos rodeará hasta el Pinar de Casasola.
El inicio del Pinar, de Pino Resinero, es el límite municipal entre Serrada y Berzosa. A partir de aquí seguiremos la pista forestal en dirección opuesta al pinar, pasando ante el Arroyo de la Pila y el antiguo aserradero, hoy abandonado, usado antaño por los habitantes del pueblo para conseguir leña.
A lo largo de este trayecto tendremos un poco más de subida hasta enlazar con la pista principal, donde giraremos a la derecha.
Una vez que crucemos el zarzo, volveremos a Serrada pasando por el frontón hasta llegar a la calle Real, justo frente a un antiguo horno de adobe que se encuentra semiderruido. Subimos la calle, pasando junto al Antiguo Ayuntamiento, hoy Biblioteca Municipal hasta llegar a la Plaza. Con ello finalizamos nuestro recorrido.
 

 

Sendas desde Robledillo de la Jara

Molino del Villar

     
Punto de Inicio: Centro de Inerpretación de la Micología
Punto de Llegada: Robledillo de la Jara
Longitud: 7,56 km. (ida y vuelta)
Duración
: 4 horas
Dificultad: Baja
Tipo de Recorrido: Lineal
Cota mínima: 968 m.
Cota máxima: 1015 mt
Modalidad: A pie
Época: Todo el año
Observaciones: En el recorrido de vuelta, el desnivel de la Loma del Juncarejo es de 8-10%
Iniciamos la senda en Robledillo de la Jara por el camino del cementerio. Pasado éste nos desviamos por una pista que sale a nuestra izquierda y que marca el inicio de nuestra senda. Avanzamos por este hasta un tinao llamado Cobonal que se sitúa a nuestra derecha.
A unos 50 metros, nos encontramos con una bifurcación del camino, que tomamos a la derecha y que nos llevará hasta la Loma de Juncarejo, desde donde podremos contemplar varios municipios de los alrededores. Abandonamos el camino y descendemos la ladera en dirección al embalse, por una pradera con abundantes rosales silvestres. Llegaremos a un chalet blanco con tejado rojo junto a la carretera M-127. Pasamos por un paso ganadero y cruzamos la carretera, atravesamos el zarzo (cierre que evita el escape del ganado), para dirigirnos hacia el arroyo.
Vadeamos el arroyo y tomamos la senda de la izquierda que transcurre junto a un murete de piedra. Llegamos a un puente construido a base de troncos de madera que se utiliza en épocas de crecida del arroyo. Cruzamos el arroyo y nos encontramos con la Fuente del Chorrillo, que mana de la roca, buen lugar para descansar y refrescarse.
Retomamos el camino desde la fuente. Subimos y, a la derecha, podemos observar un dique y, detrás, una colina con dos casillos de piedra; continuaremos ascendiendo a una pequeña cima de pastizal desde la cual divisamos el Embalse del Villar.
Desde este punto tenemos dos alternativas. Una es optar por el camino de la derecha que se dirige por detrás de los casillos hacia el Peñote (unas peñas desde las que se divisa el cauce del río encañonado y una de las reculas del pantano con preciosas vistas). La otra alternativa es continuar la senda que desciende al embalse; en este caso, tendremos que atravesar un zarzo abierto y otro cubierto por zarzamoras, caminar por la senda de la derecha y descender hasta el embalse bordeando un vallado de piedra. Hemos llegado al final de nuestra senda, que oculta el molino, sólo visible cuando el nivel del embalse baja.
El regreso lo realizaremos siguiendo el mismo camino.
 

Camino de Valdehierro

   
Punto de Inicio: Centro de Interpretación de la Micología
Punto final: Robledillo de la Jara
Longitud: 7,48 km. (ida y vuelta)
Duración
: 2 horas y 45 minutos
Dificultad: Baja
Tipo de Recorrido: Lineal
Cota mínima: 893 m.
Cota máxima: 1.021 m.
Modalidad: A pie
Época: Todo el año
El camino parte de Robledillo de la Jara hacia el cerro de Matachines, por la carretera de Puebla de la Sierra. Transcurridos unos 300 metros de camino, se distingue a la derecha la senda o camino de Valdehierro. Tomamos éste hasta una bifurcación, continuamos por la izquierda. A ambos lados de la senda crecen jaras pringosas, diferentes tipos de tomillo, mejorana, romero y botonera, entre otras especies de plantas aromáticas. Continuamos por el camino y a unos 300 metros nos sorprende, a la izquierda, la Peña del Avión, de 1000 metros de altitud y desde donde se divisa todo el valle. Seguiremos andando entre jaras, el terreno es calizo y se hace sin dificultad.
Veremos una interesante alineación de chopos y un poco más allá, la pista se acaba continuando el camino por la veresa que queda de frente-derecha.
En este tramo del camino hay un pastizal que atravesaremos hasta volver a encontrarnos con la zona de jaral. Pasamos cerca del cortafuegos que rodea la dehesa por el noreste, dejando el alto de Matachines a la izquierda. El camino baja y a media ladera, encontramos unos paneles informativos.
Bajamos al arroyo de Valdehierro, que suele estar seco en verano y continuamos el camino hasta llegar a un mirador en el que tres paneles nos informan de la aves, de la fauna y del majuelo. Retrocediendo unos pasos en el camino, tomaremos una senda poco definida que sale a mano derecha y que nos guía hasta las lagunillas de Cervera de Buitrago. Caminamos por él hasta toparnos con un zarzo y que nos conduce a un camino más ancho y llano. El camino sigue rodeado de jaras y plantas aromáticas durante unos 3 kilómetros. Al final, divisamos las Lagunillas y, a nuestra derecha, Cervera de Buitrago y el embalse de El Atazar, fin del camino y lugar idóneo para refrescarnos y descansar después de la caminata. Durante todo el recorrido podemos ver sobrevolar el cielo a calzadas, abejarucos, carracas, palomas torcaces, perdices rojas y algún águila.
El regreso se realiza por el mismo camino.
 

Camino del Riato

   
Punto de Inicio: Centro de Interpretación de la Micología
Punto de Llegada: Robledillo de la Jara
Longitud: 14 km. (ida y vuelta)
Duración
: 4 horas y 30 minutos
Dificultad: Media
Tipo de Recorrido: Lineal
Cota mínima: 881 m. (Puente sobre río Riato)
Cota máxima: 1.126 m. (Matachines)
Época: Todo el año
Modalidad: A pie, a caballo, en bicicleta.
Partimos de Robledillo de la Jara en dirección hacia el alto de Matachines por la carretera que nos lleva hasta Puebla de la Sierra. Recorremos unos 2 kilómetros junto al asfalto hasta encontrarnos con una bifurcación. A la izquierda gira la carretera hacia La Puebla y de frente continúa nuestro camino hasta el alto de Matachines, con 1.122 metros de altitud. Este paraje se convierte en un auténtico balcón natural con vistas impresionantes. En este paraje nacen dos itinerarios, el que nos lleva a las antenas repetidoras y una pista forestal que nos conduce al río Riato. Tomaremos esta última, descendemos y nos adentramos en el pinar.
Llegamos al fondo del barranco y nos encontramos con un paraje que invita a descansar. Si continuamos bordeando el río Riato, vemos como éste se convierte en embalse y esconde el molino, sólo visible cuando el nivel del agua baja. Si continuamos por el camino, en pocos kilómetros, llegaremos a El Atazar. Podremos observar cascadas que bajan hacia el Riato en época de lluvias y de deshielo.
Los ecosistemas de la senda son roqueros, pastizales, pinares y vegetación de ribera. Podemos ver plantas aromáticas como romero, tomillo, siempreviva, plantas arbustivas, jaras y pastos. Con un poco de suerte, y prestando atención, también es posible observar a algunos corzos que bajan a beber agua o al resto de fauna visible como ratoneros comunes, águilas calzadas, conejos, cernícalos vulgares, jabalí, zorros, jinetas, etc.


Rutas por Carretera

Ruta "Paisajes de Jara" (El Berrueco-Puentes Viejas-Robledillo-Cervera)

   
Punto de Inicio: El Berrueco
Punto de Llegada: El Berrueco
Longitud: 43,73 Km
La ruta comienza en el momento que se entra al término municipal de El Berrueco viniendo por la carretera M-127 desde La Cabrera. Pronto se observa desde la carretera una espectacular panorámica del Embalse de El Atazar, que merece hacer un alto en el camino; ya el pueblo pararemos en la Oficina de Información y Turismo para que nos indiquen el mejor punto para ver el embalse con mayor capacidad de la Comunidad de Madrid y hacer algunas fotografías del Museo de la Cantería, cuyas piezas encontraremos repartidas por las calles de esta bonita localidad serrana.
Tomaremos ahora la carretera M-127 hasta las cercanías de la Presa del Villar, en cuanto vemos la primera construcción del CYII a nuestra derecha, tomaremos el desvío a la izquierda que nos lleva por carretera M-126 hasta Mangirón. Merece la pena dar un paseo por esta localidad, destacada por la belleza de sus construcciones hechas en “piedra de Mangirón”, fácilmente reconocible por su color rojizo.
Desde Mangirón, tomaremos la carretera M-135 hasta Paredes de Buitrago. Pasaremos sobre la Presa de Puentes Viejas, desde la que tendremos una espectacular panorámica del río Lozoya que baja encajonado entre profundas paredes. Continuando nuestro camino por la misma carretera, llegaremos al cruce con la carretera M-127 dónde giraremos a la derecha hacia Paredes. Esta pequeña localidad destaca especialmente por estar ubicado en uno de los enclaves más importantes del Frente de Somosierra durante la Guerra Civil Española. Una ruta de 16 Km (circular), partiendo de la iglesia de la Inmaculada Concepción, nos lleva paseando entre bunkers y casamatas, a adentrarnos en una parte de nuestra historia reciente.
Continuando por la misma carretera cruzaremos Serrada de la Fuente, un pequeño pueblo que forma parte del municipio de Puentes Viejas y que conserva algunas de las construcciones típicas de la Sierra Norte madrileña, y a continuación Berzosa del Lozoya, para llegar rápidamente a Robledillo de La Jara.
Sin desviarnos en ningún momento de la carretera por la que veníamos circulando, llegaremos hasta la Iglesia Parroquial de San Pedro de Robledillo. Aquí podemos detenernos para dar un paseo por este pequeño pueblo y disfrutar del paisaje que lo rodea o tomarnos un refrigerio en la “antigua casa del médico”, hoy Posada de Robledillo o en la Taberna-Museo Etnográfico, dónde, además, podremos disfrutar de una visita por la vida cotidiana de nuestros abuelos a través de los aperos y objetos expuestos en la planta superior de esta casa del siglo XIX, gran parte de ellos donados por los propios vecinos del municipio. También podemos visitar el antiguo Lavadero Municipal, hoy convertido en un pequeño museo al aire libre (Museo de Lavandería), situado en la parte alta del pueblo en la C/ Domingo Ramírez.
Saldremos de Robledillo de la Jara, circulando por la carretera M-127 siempre acompañados por las jaras que aportan al paisaje su imagen más característica durante 2,5 Km, al cabo de los cuales nos encontraremos con la carretera M-914 que nos llevará directamente hasta Cervera de Buitrago.
Entraremos en este bonito pueblo y, cruzándolo, nos dirigiremos hacia la orilla del embalse en dónde se encuentra el Área Náutica Recreativa. Desde este punto podremos disfrutar de una de las vistas más hermosas del Embalse de El Atazar, dar un agradable paseo por una de las cortas sendas que lo bordean ó practicar alguno de los deportes acuáticos que allí se ofertan (siempre en embarcaciones sin motor). Es también el punto ideal para tomarnos un descanso antes de continuar nuestra ruta.
Saldremos de Cervera de Buitrago por la misma carretera por la que hemos entrado (M-914) y que cruza el pueblo. Podremos detenernos en el Museo de Los Sentidos y, en una corta visita, aprender a distinguir los olores de algunas de las plantas que forman parte de nuestro paisaje, a diferenciarlas por su tacto, etc.
Una vez hayamos dejado atrás el núcleo urbano, nos encontraremos en el cruce que nos indica la dirección a Robledillo ó hacia El Villar. Tomaremos esta última (M-127) y nos dirigiremos hacia la Presa del Villar, la más antigua de la Comunidad de Madrid en funcionamiento (1869-1873) y a la cual llegaremos apenas 5 Km después.
Justo antes de cruzar la presa, en la orilla derecha de la carretera, nos detendremos al lado de la casilla de maquinaria del CYII. Teniendo mucha precaución, cruzaremos la carretera para contemplar, desde una pequeña zona habilitada a tal efecto, una impresionante vista de esta presa y del acueducto que, unos metros más abajo se encuentra encajonado entre las graníticas paredes del río Lozoya y cuyo arco es la imagen más característica de esta obra de la ingeniería hidráulica española.
Continuando por la misma carretera llegaremos de regreso a El Berrueco al cabo de 15 minutos aproximadamente.

Ruta "Paisajes Singulares" (El Berrueco-El Atazar-Patones)

   
Punto de Inicio: El Berrueco
Punto de Llegada: A-1
Longitud: 51,85 Km
Comenzamos la ruta en el momento que se entra al término municipal de El Berrueco viniendo por la carretera M-127 desde La Cabrera. Pronto se observa desde la carretera una bonita panorámica del Embalse de El Atazar, que merece hacer un alto en el camino; ya en el pueblo pararemos en la Oficina de Información y Turismo para que nos indiquen el mejor punto para ver el embalse con mayor capacidad de la Comunidad de Madrid y hacer algunas fotografías del Museo de la Cantería, cuyas piezas encontraremos repartidas por las calles de esta bonita localidad serrana.
Continuamos ahora por la carretera M-131 dirección Torrelaguna hasta llegar al cruce con la carretera M-133 que nos indica Presa del Atazar. Esta carretera nos subirá hasta el punto donde está ubicada la Atalaya de Torrepedrera, del siglo IX y que forma parte del conjunto de torres vigía de la llamada “marca media” y que podremos visitar. Esta carretera nos irá bajando lentamente, a través de un paisaje en primer lugar de jaras y enebros que darán paso a un frondoso bosque de pinos, hasta la cercanía de la Presa del Atazar.
Tomaremos ahora la carretera hacia Patones, en una pronunciada curva hacia la derecha (M-134) y que nos irá subiendo hasta un mirador en el que recomendamos hacer un alto en el camino para disfrutar de unas increíbles vistas de la Presa del Atazar y hacer unas fotografías de esta impresionante obra de ingeniería hidráulica de 134 metros de altura y casi 500 de largo.
Continuamos por la misma carretera en dirección a Patones, prestando atención a los meandros que forma el río Lozoya y que podremos ver a nuestra izquierda. Pronto se llega al parking del Pontón de la Oliva. Dejaremos ahí nuestro coche y caminando nos dirigiremos hasta la primera presa construida en la Comunidad de Madrid y en cuya construcción fallecieron 1.500 presos de las Guerras Carlistas. Junto a la presa podemos ver una impresionante pared caliza, muy frecuentada por escaladores.
Dirección a Patones, nuestra siguiente parada será en las inmediaciones de una casa abandonada que encontraremos a mano izquierda, la Junta de los dos Ríos, (está escrito “Casa Lorenzo”) y desde la que se observa el azud (presa) de Valdentales y, mirando hacia las Calerizas, las esparteras, plantas de las que antiguamente se extraía el esparto.
Ya en Patones de Abajo, aparcaremos el vehículo en un parking cercano al frontón, en la carretera hacia Patones de Arriba, y ascenderemos por la senda ecológica de El Barranco (menos de 1 Km) para visitar el núcleo urbano de este pequeño enclave declarado Bien de Interés Cultural en 1989. Este pequeño pueblo es famoso también por la variedad y calidad de sus numerosos restaurantes.
Regresaremos hasta nuestro coche por la misma senda hacia Patones de Abajo y volveremos a nuestro punto de partida utilizando la carretera M-102 hacia Torrelaguna y de allí hacia la A-1 siguiendo la N-320.
Variante EL ATAZAR
Para todos aquellos que puedan disponer de una hora más de tiempo, les proponemos que no dejen de visitar el pueblo de El Atazar.
Para ello, en el punto en el que tomamos la carretera M-134 hacia Patones, obviaremos este desvío y, continuando por la misma vía, cruzaremos por encima de la Presa del Atazar y nos dirigiremos al pueblo que le ha dado nombre. Al cabo de 10 minutos aproximadamente habremos llegado a este precioso pueblo de calles empedradas situado en un enclave privilegiado. Allí dejaremos el coche y podremos dar un agradable paseo por sus calles, visitar las “Eras de Trillar” (pequeño museo tematizado, al aire libre) o disfrutar del paisaje y entorno desde alguno de sus miradores).
Volveremos por la misma carretera y, poco después de pasar la presa de nuevo, tomaremos el desvío a Patones.

 
 

 

 

Senda del Genaro: ruta por la Mancomunidad 

 
 
 
Contacto
Calle Real, 47 - 28192
El Berrueco
Tf: 918686064
Fax: 918686070
Email:info@embalsedelatazar.es