previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow
Slider

El Atazar es una de las localidades con mayor encanto de la Mancomunidad. Rodeada de jarales, y a escasa distancia de la presa de El Atazar, este municipio atesora enclaves de gran atractivo, en los que la naturaleza y el patrimonio etnográfico son los claros protagonistas.

Te invitamos a recorrer, sin prisas, las tranquilas calles empedradas del pueblo, admirando las antiguas construcciones en las que la pizarra (el tipo de piedra predominante en las cercanías) desempeña un papel destacado, integrándose a la perfección en el entorno natural.

Y no te pierdas, en los alrededores, los tinados, o antiguos corrales, en los que los pastores guardaban el ganado, que antaño tuvo una enorme importancia en la comarca. En El Atazar llegó a haber unas 5.000 cabezas de ganado, sobre todo cabras, además de ovejas, vacas y cerdos. Hoy en día estos tinados forman parte de nuestra historia y nuestra cultura.

LUGARES DE INTERÉS

IGLESIA DE SANTA CATALINA DE ALEJANDRÍA  Construida entre los siglos XVI y XVII. Está realizada en mampostería de pizarra, con planta de una sola nave. Consta de coro, sacristía adosada y porche orientado hacia el sur. La espadaña exenta a los pies, se sitúa en el lado de la epístol

VIVIENDAS TRADICIONALES  Numerosas viviendas tradicionales, cuyos orígenes se remontan al siglo XVIII, salpican el núcleo urbano de El Atazar. Las singulariza el estar construidas con muros de sillarejo con lajas de gneiss o pizarra, salvo la cubierta que se realiza en teja árabe a dos aguas. Estas viviendas albergaban juntas la zona de vivienda y las dependencias destinadas al ganado doméstico. La estancia principal es la cocina, alrededor de ella se distribuyen las alcobas, mientras que la parte superior se destina a granero.
CHOZOS Y TINADOS  Los tinados eran construcciones destinadas a guardar el ganado. Estas construcciones salpican buena parte del término municipal de El Atazar. Los chozos son construcciones de pizarra de pequeñas dimensiones que servían para dar cobijo a los pastores los días de intensa lluvia y frío.
LA PILA  Conocida como “el pilón”, tiene un uso fundamentalmente doméstico, el agua proviene del manantial El Chortal, y en su creación pasó a ser la fuente de abastecimiento de agua del municipio desplazando a la Fuente Vieja o Fuente Árabe como proveedora de agua.
LAS ERAS  Situadas en la zona norte del núcleo rural, su origen se remonta al siglo XVII. Era el lugar donde tradicionalmente se trillaba y se aventaba el grano. Su pavimentación es de lajas de pizarra y cuarcita, dispuestas de forma circular, para facilitar la recogida del grano o la mies. En 1992 se incluyeron como parte del patrimonio histórico-cultural en el Catálogo de Bienes Protegidos.
FUENTE VIEJA O FUENTE ÁRABE  Localizada en la carretera que se dirige al núcleo urbano desde la presa de El Atazar, sobre la orilla de un pequeño arroyo. Está cubierta por un arco cerrado de lascas de piedra. Su construcción, en 1585, se asocia al posible origen árabe de El Atazar.
LAVADERO  Utilizado hasta principios de los años 80 cae en desuso cuando empiezan a aparecer las primeras lavadoras en el municipio, al tiempo que llega la luz; esto sucede en 1979, siendo de los últimos pueblos de la Comunidad de Madrid en tener electricidad.
ABREVADERO  Actualmente sustituido por uno nuevo, era lugar de encuentro de los vecinos después de volver de los quehaceres del campo, allí daban de beber a las mulas y burros, caballerías habituales en El Atazar.
DESCANSADERO DE CABALLERÍAS  Sitio construido para el descanso de caballos y burros utilizados en las rutas.