previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Shadow
Slider

En la localidad de Robledillo de la Jara, uno de los pueblos con menos habitantes de la Comunidad de Madrid, podrás admirar unas vistas únicas de la comarca, en un entorno natural en el que la tranquilidad y el sosiego son nuestras principales señas de identidad.

En el casco urbano, que mantiene intacto su sabor rural, sobresale la Iglesia de San Pedro Apóstol, reconstruida en el siglo XIX, además de otros monumentos como un potro de herrar, una ingeniosa estructura de piedra y madera para herrar el ganado, y un antiguo pozo.

Predominan en los alrededores extensos jarales, con romero y muchas otras plantas aromáticas, en donde disfrutarás en primavera del aroma de una infinidad de flores, gracias a las cuales se produce la rica miel de Robledillo de la Jara, que debes saborear. ¡Está riquísima!

LUGARES DE INTERÉS

IGLESIA DE SAN PEDRO APÓSTOL Iglesia reconstruida en 1893. La singularidad de la misma reside en el empleo de ladrillos de fábrica, lo que dota el templo de un estilo neomudéjar popular, diferente a la tipología de arquitectura religiosa característica de la zona. Cuenta con una sola nave de forma rectangular y la sacristía se encuentra adosada e integrada a la nave. En la fachada principal, la puerta, se enmarca en un arco rebajado. La espadaña, realizada en ladrillo, es coronada por dos arcos de medio punto. Cabe destacar la conservación en su interior de una pila bautismal y otra de agua bendita de origen renacentista.
LAVADEROS DEL MORAL Y DE ARRIBA Eran edificaciones de planta rectangular con la pila en su interior. Fachadas abiertas con grandes huecos horizontales. Muros de ladrillo enfoscado y pintado Con cubierta a dos aguas.
POZO Pozo rehabilitado que está situado junto al potro de herrar.
MUSEO DE LAS FORMAS DE VIDA DEL PASADO Localizado en un emplazamiento de la antigua Tejera de Robledillo de la Jara, durante la construcción del nuevo edificio salieron a la luz los restos del horno original de la Tejera. El Museo pretende la recuperación de elementos de la cultura tradicional de la zona que nos permite conocer aspectos del pasado tan importantes como los oficios tradicionales, hoy en día olvidados. La exposición cuenta con una serie de reproducciones de diferentes oficios característicos de la Sierra Norte: como el de carbonero, herrero, panaderos, apicultores, pastores, etc. Apoyados por paneles explicativos. La visita se completa con un audiovisual en el que se puede ver el proceso de los oficios así como la importancia de ellos en la comarca. En el espacio exterior, el visitante puede contemplar una reproducción a gran escala de una carbonera.
PUENTE ROMANO Puente de origen medieval que unía las orillas del río Lozoya. Tras la construcción del embalse, quedó sumergido bajo sus aguas, de manera que tan sólo es visible cuando el nivel del pantano es muy bajo. Sobre él discurría la Cañada Real de la Hiruela.
POTRO DE HERRAR Pieza cuyo origen se remonta a la Edad Media. El potro se compone de los siguientes elementos: pilares de piedra, generalmente seis, de diferente tamaño, de las que las más pequeñas servían de apoyo a la pata doblada del animal; el yugo de madera o ubio, donde se le sujetaba la cabeza y los travesaños de madera, para atar las cinchas de cuero que inmovilizaban al animal.
ANTIGUA CLÍNICA Edificio que data de 1940, en el que se prestaba servicio a esta población y a las de La Puebla, Cervera de Buitrago, Berzosa de Lozoya y El Atazar. En origen, el consultorio se ubicó en la planta principal, mientras que la superior daba cabida a la residencia del doctor. Hoy en día alberga una posada.
PRESA DE EL VILLAR Edificada entre los años 1869 y 1882, está situada sobre el río Lozoya, a caballo entre los municipios de Puentes Viejas y Robledillo de la Jara. Forma parte de la red de presas y embalses que abastecen de agua a la Comunidad de Madrid. Represa las aguas que dan lugar al embalse que lleva el mismo nombre. Su altura total es de 45,5 metros. Sus muros embalsan 24 millones de metros cúbicos de agua. En su día, este dique constituyó todo un adelanto pues fue el primero del tipo arco-gravedad que se construyó en Europa, presentándose un modelo del mismo en la Exposición Universal de París de 1878.
ERMITA DEL VILLAR (SANTO ROTO) Situada donde se ubicó el poblado de El Villar, fue destruida durante la guerra civil, y de ella sólo se mantienen restos de su ábside semicircular. En sus inmediaciones aparecen losas sepulcrales, hecho que hace suponer un origen romano del despoblado de El Villar. En la actualidad, esta ermita se ha convertido en un punto de peregrinación de romeros en honor a la Virgen de El Villar.