Shadow
Slider

Puerta de entrada a la Mancomunidad del Embalse del Atazar, por su privilegiada ubicación y su proximidad a la autovía, El Berrueco ofrece una infinidad de alicientes para el visitante, con un destacado patrimonio cultural y un entorno natural muy bien conservado.

En el casco urbano encontrarás llamativos monumentos, como Iglesia de Santo Tomás Apóstol, cuyo origen se remonta al siglo XIII, la Picota o Rollo, la única original de toda la Comunidad de Madrid, el Crucero de la Iglesia, o un antiguo potro de herrar. Llamará tu atención la arquitectura tradicional, con el granito como principal elemento constructivo.

Una mención especial merece la Atalaya árabe de El Berrueco, una antigua torre vigía, construida hace más de mil años, durante la época musulmana. Emplazada a menos de 4 km del pueblo, una atractiva ruta conduce hasta el promontorio en donde se ubica.

LUGARES DE INTERÉS

IGLESIA DE SANTO TOMÁS APÓSTOL  Fue construida en varias fases sobre los restos de una antigua ermita; el  pórtico es de madera con rollo sobre pilares de granito (S.XVII) y la sacristía, gótica (S: XVIII). El elemento más importante es su portada de estilo románico-mudéjar que data del Siglo XIII. Presenta planta rectangular de una sola nave y torre de planta cuadrada de tres cuerpos de altura, con ventanas de medio punto.
PICOTA O ROLLO  Es el elemento más representativo de El Berrueco, y la única picota original que se conserva en toda la Comunidad de Madrid. Es de piedra granítica sobre basamento de piedra, presenta un fuste monolítico de piedra granítica y el basamento y el capitel son de pieza única. Tiene una inscripción del año 1000, en la parte superior, que indica la fecha de ejecución de la columna como elemento constructivo. Era signo de jurisdicción penal y lugar de exposición pública para vergüenza y escarnio de malhechores.
ERMITA  Restos de la Ermita de Santa María en la aldea de Valcamino, que se despobló sin razones aparentes a finales del siglo XVII.
PUENTE ROMANO  Situado sobre el Arroyo Jóbalo bajando por el cauce, a unos 500 metros de la carretera que une El Berrueco con Sieteiglesias. Se cree que puede tener relación directa con la calzada romana del siglo I a.c. que comunicaba el norte con Talamanca y Alcalá de Henares. Hasta el siglo XVIII ha sido paso obligado de carruajes desde el puerto de Somosierra hacia el sur, ya que era el único puente de piedra que cruzaba el Jóbalo.
CRUCERO  Está formado por tres cruces de granito, cuyo origen y función se desconocen. Hay dos teorías, una afirma que estas cruces son la décimo-segunda estación del Vía Crucis de la Semana Santa (El Calvario) y otras personas afirman que están relacionadas con la fiesta de la Cruz de Mayo (Día 3 de Mayo) en el que se bendecían los campos para obtener buenas cosechas.
MUSEO DE PIEDRA  Exposición permanente que consigue poner de manifiesto la antigua vocación cantera del municipio mostrando la importancia del granito berroqueño. Este museo se sitúa en las calles del municipio y el itinerario debe hacerse a pie, ya que todas las piezas se encuentran unas cerca de otras. Las piezas están señalizadas con atriles, que describen las características y utilidad de los distintos elementos. El recorrido acaba en el mirador de la iglesia, donde podremos disfrutar de la extraordinaria panorámica del Embalse que nos ofrece.

POTRO DE HERRAR  Está hecho con pilares de granito y utensilios de madera y hierro. Es uno de los más antiguos de la zona. Se utilizaba en tiempos pasados para el herraje del ganado y se puede observar el desgaste de la piedra por el roce de las patas de las vacas que herraban.

ATALAYA  Se alza en un cerro a las afueras del núcleo urbano en la carretera a El Atazar (M-133). Es una estructura militar islámica, que formaba parte de un sistema de vigilancia.

Construida entre los siglos IX y X es de planta cilíndrica, con unos 9 metros del altura y 6,20 m. de diámetro, con forma troncocónica y con tres alturas. Tiene una única puerta de acceso.

Según los distintos autores es parte de la política de protección de zonas fronterizas del emirato de Mohamed I de Córdoba, otros la señalan de la época de Abd-al Rahman III, en torno al siglo X. Declarada Monumento Histórico-Artístico en 1983.